La gran aventura en América

América hace soñar a mucha gente. Es grande, multicultural y en constante desarollo. Varios de los que hacen carrera en la canción son ávidos de descubrirla, de poder aprender aquí y de tener éxito, especialmente en los Estados Unidos donde la música tiene una influencia mundial. Nana cruzó el Atlántico a menudo para actuar para nosotros. Pocos artistas europeos pueden alabarse de haber hecho tantas giras. Recordemos aquí las grandes lineas de su gran aventura en América, sea en Quebec y en Canadá, en los Estados Unidos y en América Latina.

QUEBEC Y CANADÁ

Por varias razones, Quebec señaló el principio de este formidable trayecto. Es aquí que tuvo sus primeros éxitos y que tuvo lugar su primera gira sola. Seguramente también porque Samuel Gesser, su principal empresario norteamericano, era de Montreal. Gracias a él, Nana hizo cuatro giras en la provincia entre 1967 y 1972. Después, compartió sus visitas entre Quebec y Ontario, y a partir de 1975, añadió el oeste canadiense a su itinerario. Durante años, cada 18 ó 24 meses, Nana estaba de gira en una o otra parte del país y creó vínculos con mucho artistas. No es sorprendente que afirme que los Canadienses desempeñaron un gran papel en su carrera.

A esto, es necesario destacar que Canadá es uno de los países que tuvo la mejor distribución de discos en el mundo, con, por supuesto, algunos períodos de transiciones. Nana permaneció con London Records hasta su cierre en 1980, antes de firmar con Cachet Records y Grand Records, dos nuevas compañías que distribuían en toda Norteamérica, pero que no sobrevivieron. Mientras tanto, Polygram Canadá recupera el catálogo de London. En 1982, asume la salida de sus novedades y compra los derechos de difusión mundial de todas sus canciones inglesas. Desde entonces, su domicilio social se mudó a Toronto y Universal sucedió a Polygram, pero eso no tuvo ningún efecto sobre la distribución de sus discos.

En consecuencia, los Canadienses beneficiaron de dos discografías completas; la francesa y la inglesa. Eso contribuyó seguramente a su popularidad a través del país. Recordemos que en Quebec, en una cierta época, Nana, era 25 álbumes franceses en 25 años, fenómeno que no se hace más hoy día. Para millares de Quebequenses, se había vuelto una tradición anual comprar cada nuevo álbum.

Con la llegada de los años noventa, la nueva generación de cantantes está llegando y se comienza a oírla menos en la radio. Nana sale menos álbumes, pero sigue actuando regularmente en gira hasta el año 2007.

LOS ESTADOS UNIDOS

La primera gira americana de Nana tiene lugar en 1969. Samuel Gesser, que contribuyó a organizarla, es feliz del entusiasmo del público y de los promotores locales que la reclaman. Pero se da rápidamente cuenta de la falta de interés de Mercury Records. Cree en su talento y elabora planes para hacerla iniciar en los Estados Unidos; le sugiere actuaciones estratégicas en TV y le recomienda productores experimentados. Pero para conseguirlo, debe convencer a Louis Hazan, presidente de Philips Francia, de encontrar a una nueva compañía de discos. Después de la anulación de la gira americana de 1971, se intercambian numerosas cartas entre él, Nana y el Sr. Hazan. Nana no tarda en constatar la dedicación y la eficacia de Sr. Gesser en su trabajo y de reconocer en él no sólo un empresario, sino también a un amigo.

Nana con Samuel Gesser y Harold Leventhal.

Entonces, Nana firma con los discos Bell y regresa de gira en 1972 y en 1973. Por primera vez desde sus principios, recurre a un productor americano, Snuff Garrett, para la realización de su nuevo microsurco "An American Album". Después de la muerte de su empresario Sol Hurok, Samuel Gesser asegura la continuidad. En colaboración con Harold Leventhal, Manager de música folk fijado en Nueva York, el Sr. Gesser vela por el desarrollo de su carrera americana. Desde su oficina de Montreal, recibe un ejemplar de los contratos, de los estados de cuenta y los artículos de prensa.

Las giras en los Estados Unidos reanudan a partir de 1977 y tienen lugar de manera intensiva hasta 1984. Durante este período, las principales cadenas de televisión presentan sus conciertos y Nana participa en los talk shows de Mike Douglas, Merv Griffin y de Dinah Shore. Pero el problema permanece la distribución de sus discos. Se los encuentra en las sucursales como Tower que los importan de Canadá o de Europa. Esta situación durará hasta la salida del álbum "Roses & Sunshine" bajo la etiqueta Cachet Records. Su público parece apreciar su nuevo estilo country. Según los comunicados de prensa, se habrían vendido 600.000 ejemplares sobre el continente norteamericano. Mientras que "Come with me" saldrá bajo Grand Records y alcanzará los 300.000 ejemplares. Lamentablemente, estas dos compañías harán quiebra.

En 1982, Polygram USA, establecido en Nueva York, se encarga de la edición de sus discos. Hasta el final del vinilo, sacan seis 33 rpm: cuatro en inglés y dos en español. El período de transición se revela largo, pero su asociación con esta multinacional permanece un triunfo para el desarrollo definitivo de su carrera americana.

Durante la campaña televisada intensiva de Beautiful Music Company, a partir de 1988, 250.000 telespectadores encargan la recopilación "Return to Romance". Consciente que muchos Americanos están descubriendo a Nana, Polygram USA decide publicar su catálogo de CD. Allí también, "Only Love" se convierte en su éxito más grande y sus prensados americanos con los alemanes son los más importados en el mundo.

Durante los años noventa, Nana decide trabajar exclusivamente con Ed Kasses, su nuevo empresario, y hace cinco grandes giras con todas las entradas vendidas. El concierto más memorable es seguramente "Concert for Peace" dado en honor del Patriarca Bartolomé 1 en visita en Nueva York. Sale en CD y en vídeo y es difundido por la totalidad de las emisoras de televisión PBS. Desde su salida, el álbum alcanza el séptimo lugar de las mejores ventas en la categoría "World Music" de Billboard. Desde 1993, Nana regresa regularmente a Nueva York como Embajadora de buena voluntad de la UNICEF.

AMÉRICA LATINA

El encuentro con el público de América Latina se hizo en cuatro grandes etapas. La primera es cuando Nana actuó en el Palacio de Bellas Artes de México en el ámbito de sus giras americanas de 1972 y de 1973. Presentaba su actuación habitual y se dirigió a su público en inglés. Su recital fue grabado para la televisión y el álbum en vivo "British Concert", que incluye la mayoría de las canciones que cantó, salió bajo el título de "El Show presentado en México". Durante este período, México, Argentina y Brasil son los únicos países latinos que editan sus álbumes. Sin embargo, entre 1977 y 1982, Venezuela, Colombia y Uruguay hicieron lo mismo.

En la televisión chilena con el cuarteto Los Huasos Quincheros.

Habrá que esperar que Nana grabe su primer álbum español y portugués en 1986 antes de que se vuelva a imprimir sus discos allí. Ese año, hace algunos programas de variedades en TV en México, en Argentina y en Brasil para presentar "Libertad / Liberdade". Hará lo mismo en 1992 en Chile y en 1993 en México para el doble álbum "Nuestras Canciones".

Aunque sus CD se importan en gran parte de los Estados Unidos, sus discos están distribuídos en todo el territorio latino. Nana que aprendió español desde hace varios años ya puede dirigirse en el idioma de este público. Por lo tanto, en 1994 y en 1996, hace dos giras. Aunque sus compañías de discos hagan poca promoción, Nana actua con los teatros llenos. De todos los países latinos, es en Chile que es más popular con seis discos de oro y de platino.

El repertorio latino es bonito e interesante. Por otra parte, Nana ya declaró a la prensa que le gustaria grabar un álbum de compositores brasileños y otro con Mariachis. Desgraciadamente, ninguno de estos proyectos se realizaron. Volvió para conciertos beneficos en 1999 en Guatemala y en 2006 en la República Dominicana. Varias recopilaciones salieron y dio un concierto en Brasil in 2013.

RETOS, ÉXITO Y APEGO

El nuevo continente es inmenso. Los cantantes y los músicos que sueñan de retos sacan provecho de eso. En América Latina, Nana actuó con éxito. En los Estados Unidos, hizo bellas giras y aprendió mucho. En Canadá, la consideramos como formando parte de nuestro paisaje cultural y entre una de las raras cantantes extranjeras que tiene una relación tan constante con los Quebequenses. Para añadir a eso, su hijo decidió fijar su residencia en Montreal y es aquí que sus nietos nacieron. Ahí están dos razones suplementarias que sólo pueden reforzar su apego a Quebec.