Las rosas blancas reflorecen

Nana ha cantado las margaritas, los muguetes, las violetas, los claveles. Las rosas son sus flores fetichistas gracias a la famosa canción "Rosas blancas de Atenas". Su melodia fue creada en Grecia auque destinada al público alemán. Su adaptación fue tan exitosa que la canción le sirvió como un pasaporte para hacer su carrera fuera de su país. Aquí está su historia.

Con el éxito de la película "Nunca en domingo", salida en 1960, Grecia está de moda. El bouzouki es popular y se aprende a bailar el sirtaki. Muchos extranjeros van en busca de este país, como el cineasta alemán Wolfgang Müller-Sehn que decide realizar una película para TV. Con el fin de enseñar Grecia en su mayor diversidad, roda imágenes de las montañas, de las islas, de los sitios arqueológicos así como de la capital. Por la música y la orquestación de la banda sonora, recurre al compositor más pedido de la actualidad, Manos Hadjidakis. Nana, su cantante titulada, interpreta cinco canciones cuyos textos están escritos por el poeta Nikos Gatsos. Hay "Ki' an tha dispasis jia nero", "San sfirixis tris fores", "Athina", "To pelago ine vathi" y "Tora pou pas stin xenitia". Las grabaciones tienen lugar en octubre y en noviembre del mismo año.

En junio de 1961, el documental "Traumland der Sehnsucht" (Grecia, país de sueños) se presenta en el Festival de Cine de Berlín y gana un Oso de plata. Dado que Hadjidakis no quiere hacer el viaje, Nana decide acudir sola. Se acuerda haberse sentido intimidada, incluso perturbada, en esta primera estancia en Alemania. La única imagen que tenía entonces de este pueblo, era la de los soldados que ocuparon su país. Entonces, a pesar del honor que le reservan los representantes en la recepción oficial, Nana no puede impedirse recordar el sufrimiento que estos hombres infligieron a sus compatriotas.

Nikos Gatsos, su letrista y amigo, le ayuda a perdonar y le incita a aceptar su oferta de grabar los dos principales temas de la película en su idioma. En las siguientes semanas, Nana regresa a Berlín. Encuentra a Ernst Verch, el productor de este proyecto, que recurrió a aquellos que trabajan con los grandes cantantes. Por ella, el director musical Heinz Alisch rehizo los arrreglos y el letrista Hans Bradtke dio un nuevo sentido a los textos. Durante horas, Nana aprende las canciones y trabaja su acento. Después, entra en el Estudio Hansa del Grand Hotel Esplanade para grabar. Este estudio, situado cerca de Postdamer Platz, tiene la particularidad de ser construido sobre las ruinas de un antiguo palacio bombardeado y se usa los cuartos del sótano y sus pasillos como eco natural.

El producto final permite constatar las transformaciones que se hicieron. Entonces "Athina" (Atenas) que es un homenaje a la capital griega toma el título "Addio - Ebbe und Flut" (Adiós - Marea) y tiene que ver con la nostalgia. "San sfirixis tris fores" (Si silbas tres veces), un estribillo introducido por un coro, anunciando la salida de un barco, se vuelve "Weiße Rosen aus Athen" (Rosas blancas de Atenas), que son el testigo de un amor. En la carátula, vemos una joven muchacha delante del Partenón con una rosa en su mano . En el reverso de la carátula, se describe a Nana como el título de la película "Die Stimme der Sehnsucht" (La voz de la nostalgia).

El 5 de agosto del mismo año, el sencillo entra en los Hit Parades. Se quedará allí durante 38 semanas. Dado que las ventas siguen subiendo, se retrasa la salida del segundo sencillo alemán. Satisfecha de sus ventas, la compañía de discos decide ofrecer una estancia gratuita en Atenas al 500.000ro comprador; una joven mujer que vive en los suburbios de Berlín. Nana le servirá de guía. El 20 de febrero de 1962, en Múnich, recibe un disco de oro por un millón de discos vendidos. El mes siguiente, Luxemburgo le entrega el León de plata, siendo la cantante más popular de la estación de radio RTL. Por supuesto, eso es en gran parte gracias a esta canción.

Mientras tanto, Nana grabó la canción en francés "Roses blanches de Corfou" y en inglés "The white rose of Athens". Habrá también la versión en italiano "Rosa d'Atene". En francés, se usó Corfú más bien que Atenas debido al ritmo. En inglés y en italiano, la rosa es mencionada en singular.

En sus biografías, Nana confirma haber grabado la canción en neerlandés y en español. ¿Pero en qué discos se encuentran? En la Grand Gala du disque en Scheveningen, canta la versión griega. El público neerlandés conocerá "Witte Rozen Uit Athene". Pero grabada por Mieke Telkamp y Mary Servaes, dos de sus más famosas cantantes. En España, su compatriota Alekos Pantas presenta "Rosas blancas" con los arreglos de la composición original. Sobre los discos de Nana, se traduce a menudo el título en español mientras que está cantado en francés, en inglés o en italiano. Sin embargo, en alemán, habrá refrescado su canción grabándola con cinco orquestas diferentes.

En el transcurso de su su larga carrera, Nana tuvo muchos otros éxitos traducidos en diferentes idiomas. Pero el sencillo "Weiße Rosen aus Athen" hecho en Alemania se queda su prensado lo más importante. El éxito de esta canción seguirá durante años si se tiene en cuenta todos los discos vendidos gracias a este título, sin contar todos los descargamientos en Internet. Por otra parte, una recopilación de sus primeras canciones alemanes, originalmente editada en Holanda en 1967, salió en varios países con el título en inglés "White rose of Athens". En Australia, especialmente, disfrutaron publicarla con distintos carátulas y sellos. Una vez más en 1976, la canción ganó popularidad con "Passport", una colección de sus grandes éxitos inspirada del título. En esta magnífica carátula aparecen los títulos bajo la forma de estampillas con una fotografía de Nana agarrada por un clip. En el mismo tiempo, en Alemania, en Austria y en Inglaterra, la canción sale de nuevo en disco 45 rpm.

Además la canción "Rosas blancas de Atenas" simboliza sus principios fuera de su país. Todos los textos biográficos la mencionan y en varias oportunidades, Nana supo recordarla a su público. Por ejemplo, en 1968, en su serie de programas de variedades por la BBC, decidió interpretarla y grabar una nueva versión con su grupo, Los Atenienses. Mientras que la incluyó de nuevo en su repertorio, Nana contribuyó a hacerla descubrir en países donde no es forzosamente la canción que la hizo conocer. En adelante, a dónde actúe en el escenario, las rosas blancas se convirtieron en una de las canciones más pedidas. Muchos se acuerdan seguramente que durante años, en cada concierto, Nana tenía la costumbre de colgar sobre su micrófono la primera rosa que se le ofrecía.

Las rosas blancas de Atenas o de Corfú es una canción que tiene su historia y que sobrevivió durante décadas. Esas flores son también un símbolo porque en algunos países, como Australia e Inglaterra, se cultivan rosas que llevan el nombre de Nana. En 2011, más que nunca, reflorecen puesto que el 29 de noviembre un concierto tendrá lugar en el Philharminie de Berlín por el 50 aniversario de la canción. Por 2012, una nueva gira está también prevista en Alemania.